Ellos sobrevivieron al encierro en una cárcel de Siria y esta es su historia

Ejecuciones masivas, torturas, y cualquier acto que pudiese palidecer al infierno de Dante, ese es el panorama de las cárceles en Siria, y más si eres contrario al gobierno de Bashar Al Asad.

Por fortuna, dos hombres lograron sobrevivir al encierro, y en la actualidad, cuentan la más terrible historia de terror que un ser humano puede sufrir.

siria

De acuerdo a Amnistía Internacional, el gobierno de Bashar Al-Asad realizó 13.000 ahorcamientos entre 2011 y 2015, tan solo en la prisión de Saydnaya. Su objetivo: acabar con la disidencia opositora a su régimen.

El ministerio de Justicia ha negado tales acusaciones, calificándolas como un intento en dañar la reputación internacional del presidente.

Entre los testimonios que recaudó Amnístia Internacional, la cadena de noticias, CNN en Español logró contactar a Omar al-Shogre (21 años) y Shebal Ibrahim, (39 años).

siria

Al – Shogre fue detenido en noviembre de 2012, luego de ser acusado de poseer misiles antiaéreos, pero ello no sería lo peor, en comparación a la tortura indiscriminada que vivió. Mientras, Ibrahim fue detenido en septiembre de 2011, siendo trasladado a la cárcel de Saydnaya en un camión de carne.

La bienvenida fue una paliza.

Soldados los pusieron de pie para luego azotarlos con palos, cuerda de cable, descargas eléctricas y correas de tanques. Solo hicieron una pausa para quitarles los documentos de identificación. Luego, una nueva tanda de golpes comenzó.

Hacinados en una celda de poco más de 6 metros cuadrados junto a otras 11 personas, la única fuente de alimentos que tuvieron por días fue lo que recolectaban de su único inodoro.

Algunos murieron deshidratados, cuando el inodoro no les alimentaba, disfrutaban de pan y aceitunas que entre sí debían compartir. No era lo peor.

siria

La tortura diaria podía ser individual o grupal.

Y aun cuando a Ibrahim fue trasladado a un hospital por un tumor en el hígado, las palizas continuaron pues hasta las enfermeras, los médicos y los trabajadores de limpieza le golpeaban.

Uno de sus compañeros murió en la celda, y cuenta que los soldados empezaron a golpear el cadáver gritando: “No debes morir, debes ser torturado más”.

La única suerte que corrieron Ibrahim y Al Shogre fue no ser enviados a la horca, como sí lo hicieron con 13.000 detenidos.

El pretexto, recuerda, era un traslado, pero luego eran llevados a otro edificio, y colgados.

 

Con información de CNN en Español

 

También te puede interesar…

Rusia apoya resolución para tratar la crisis en Siria

 

Videos i24Web

CONMOVEDOR: La niña siria que confundió una cámara con un arma

 


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO